Te contaré mi anécdota, concurso de @topfamily: Niñas Perdidas

 

Fuente
Hola, esta es mi entrada al concurso patrocinado por la familia de @topfivefamily Cuéntame una anécdota.
Si deseas participar aquí te dejo el enlace para que revises las bases de concurso.

Niñas perdidas: Anécdotas

 

Una tarde mi papá tenía que salir a buscar a mi mamá al centro y nosotras nos antojamos de salir ese día con él. Mi papá decide llevarnos con él y nos monta en la camioneta. Nos fuimos a buscar a mamá. Al llegar al sitio, mi señora madre no estaba y mi papá fue buscarla, pero al bajarse del carro no nos dice nada. Simplemente, se va. Pasó el tiempo y yo me comencé a angustiar y me bajo del carro y tras de mí, mi hermana. Caminamos un poco y no los conseguimos.

Acto seguido, mi hermana y yo nos pusimos a llorar al lado de un poste de luz, llamando a nuestros padres. La gente comenzó a aglomerarse y empezaron a preocuparse y preguntar si habían visto a los papás de las niñas. Después de 30 minutos, aparece mi papá muy tranquilo con su sonrisa bien grande y le pregunta a una señora:

-Señora ¿qué pasa?

La señora le dice:

Aquí hay una niñas perdidas, Señor. Su papá se bajó del carro y las dejó aquí. Mi papá suelta una carcajada y le dice:

-Señora, no se preocupe esas son mis hijas y no están perdidas. Yo fui a buscar a mi mujer. Seguro se asustaron y se bajaron a buscarme.

Al montarnos en la camioneta, mi papá le cuenta a mi mamá de unas niñas perdidas y estaban muertos de la risa y desde ahí, por un buen tiempo, nos llamó niñas perdidas.

***

Cuando mi papá contaba esa historia, nosotras nos molestábamos, pero ahora nos reímos y de vez en cuando nos llamamos niños perdidas ¡Ja, ja, ja, ja!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *